Lunes, 11 Noviembre 2013 11:27

Contactos Online: La Emoción Del Primer E-Mail

Sin duda, todos los que ya han vivido la experiencia de publicar un anuncio personal en una web de contactos en Internet saben que uno de los momentos más intensos es cuando ves el anuncio publicado online ante los ojos de todo el mundo; pero ni siquiera ése se puede comparar con la sensación que se experimenta cuando se recibe un mensaje nuevo con el texto: "Alguien ha contestado a tu anuncio".

Todo suele comenzar con una línea en negrita en nuestro programa de correo electrónico y a menudo detrás se encuentran la también inquietante curiosidad de un desconocido que reunió la misma energía para contestar al anuncio que la que el autor del mismo ocupó en atreverse a redactarlo y publicarlo. Sin duda, el instante, que además suele repetirse pues suelen ser varias las personas que contestan al anuncio, merece la pena todo el valor del que juntó primero las palabras.

Este es el juego de emociones que suele darse entre aquellos que publican anuncios personales y quiénes los contestan, dando lugar a multitud de extrañas relaciones cuyos límites y términos no atienden más que al acuerdo de sus protagonistas. Además, si tienes la fortuna de vivir en una ciudad grande podrás hacer fácilmente contactos en Madrid, Barcelona, Valencia, etc. donde la cantidad de personas es mucho mayor. Sin duda, adentrarse en el mundo de los contactos y relaciones con desconocidos puede sorprendernos por los lugares donde puede llevarnos. No es difícil encontrar personas que tratarán de disuadirnos de emplear ese canal, pero lo cierto es que todo el mundo debería vivir al menos una vez en la vida la experiencia de recibir un e-mail que dice: "Alguien ha contestado a tu anuncio".

Sin embargo, el primer e-mail es uno de los más difíciles de contestar, pues apenas conocemos nada de la otra persona. En estos casos, las mejores recomendaciones serías las siguientes:

  • Sé prudente con tu lenguaje. Es mejor que resulte suave, educado y poco arriesgado hasta calibrar mejor el tipo de lenguaje que espera recibir la otra persona, no vayamos a asustarla. Piensa que, independientemente de lo salvajes que podamos llegar a ser, el primer contacto requiere prudencia. El in crescendo es la mejor estrategia.
  • Sé prudente con el contenido: Repetimos recomendación pero aplicada al contenido. Puede que dentro de 20 e-mails terminéis contándoos las fantasías más eróticas, pero es mejor comenzar poco a poco para no asustar a nadie.
  • Mensaje breve: Cuando no se sabe mucho de la otra persona suele costar escribir abundantemente, de modo que es mejor facilitar la labor de nuestro interlocutor enviándole un mensaje breve cuya contestación también pueda ser breve. A veces, una contestación de un par de frases pueden ser lo más indicado, hasta que las misivas tengan más contenido de forma espontánea.

Prudencia y brevedad, las claves para que el comienzo de la conversación sea lo más suave posible.

Fuente: www.articuloz.com

Vídeo y Noticias

  • 1