Miércoles, 31 Agosto 2016 08:43

Cirugía genital: no más luces apagadas

Cuando se trata de nuestro propio aspecto somos duros. Ni hombres ni mujeres están del todo contentos con su cuerpo, un inconformismo que también se aplica en la zona genital. Y es que en la intimidad de la alcoba es donde las inseguridades causan más problemas de autoestima.

Para un mejor funcionamiento en la cama y sentirse seguros en ropa interior, muchos se deciden por la cirugía genital. Las clínicas CMA by Mato Ansorena explican qué es, cuánto cuestan y cómo funcionan las más habituales.

La cirugía genital incluye unos procedimientos cuyo objetivo principal es mejorar la funcionalidad y/o la estética de los órganos sexuales buscando devolver una vida sexual más placentera y eliminar complejos. Así, este tipo de cirugía puede ser estética o reparadora. Respecto a la cirugía genital femenina, nos encontramos con diversos tipos:

Labioplastia de labios menores
Es la intervención más solicitada. Los partos, el paso del tiempo o incluso el desarrollo genital provocan unos labios menores demasiado grandes que sobresalen de forma continua entre los labios mayores y que dan a los genitales femeninos un aspecto poco estético que en muchos casos condiciona a las pacientes, incluso llegando a ocasionar problemas para mantener relaciones sexuales.

Esta intervención se lleva a cabo con una sencilla cirugía donde se extirpa el exceso de tejido, remodelando los labios menores de modo que no sobresalgan. Se realiza habitualmente con anestesia local y sedación y normalmente la paciente puede marcharse a casa en el mismo día de la intervención.

Rejuvenecimiento de labios mayores
En estos casos aparece una pérdida de turgencia o vaciado que resulta en un exceso de piel que “cuelga” de manera poco estética. Para corregirlo, se puede utilizar injerto de grasa de la propia paciente, devolviendo la turgencia y el aspecto juvenil. Se lleva a cabo habitualmente con anestesia local y sedación y normalmente la paciente puede marcharse a casa en el mismo día de la cirugía.

Rejuvenecimiento del pubis
A veces puede acumularse grasa en el monte de Venus (se resuelve mediante una liposucción en la zona), o bien ocurrir al contrario y aparece una atrofia de la grasa de esta zona (en estos casos se trabaja con injerto de grasa de la propia paciente). Ambos casos, se llevan a cabo habitualmente con anestesia local y sedación y normalmente la paciente puede marcharse a casa en el mismo día de la cirugía.

Técnicas de re suspensión vaginal
La pérdida del soporte muscular de los órganos pélvicos acarrea habitualmente una disfunción del suelo pelviano con los consiguientes trastornos funcionales

Respecto a la cirugía genital masculina, los principales tratamientos son: Faloplastia de elongación (alargamiento del pene), Faloplastia de engrosamiento en reposo, Corrección del pene oculto, Fimosis (tratamiento primario o secundario) y alargamiento de frenillo del prepucio, Corrección de curvatura congénita del pene, Ausencia testicular congénita o adquirida (pérdida), Rejuvenecimiento del escroto, Readaptación de genitales ambiguos y Ginecomastia, que es una de las opciones más solicitadas:

Ginecomastia
Se define como el desarrollo anormal del volumen del pecho en el hombre, sobre todo en la zona de debajo de la areola, provocado por una hipertrofia del tejido glandular mamario. En aquellos casos en los que el aumento del volumen del pecho es causado por depósitos de grasa subcutánea, se habla de pseudo-ginecomastia. Si la ginecomastia es persistente, sobre todo en jóvenes, puede suponer una importante alteración estética en algunos casos, afectando la autoestima y provocando complejos importantes, llegando a provocar algunos trastornos psicológicos.

Gracias a las nuevas técnicas y a la cirugía plástica, los resultados de esta operación son muy satisfactorios por lo que cada vez se ven más casos de hombres que se someten a esta intervención. La intervención quirúrgica consiste en la extirpación de la glándula mediante un pequeño corte en la areola cuando es una ginecomastia verdadera (con glándula mamaria) o bien eliminar la grasa con lipoescultura.

 



Mundo de la mujer

  • 1