Miércoles, 26 Mayo 2021 09:48

La disfunción eréctil es un reto para los adultos

disfunción eréctil disfunción eréctil pixabay

La disfunción eréctil se describe como la incapacidad del hombre para producir y mantener una erección durante el tiempo suficiente para permitir la penetración, lo que da lugar a una relación sexual insatisfactoria tanto para él como para su pareja.

En términos de cifras, el 50% de los varones experimentará una disfunción eréctil en algún momento de su vida. Sólo el 30% de este 50% se debe a una forma de disfunción física, mientras que el 70% restante se debe a problemas psiquiátricos. Sea cual sea la causa de la disfunción eréctil, el hecho es que tiene ramificaciones psicológicas tanto para el hombre como para su pareja.

  • Ansiedad social, miedo a la decepción y malestar en las relaciones

La virilidad sexual se ha centrado en los genitales masculinos durante décadas. Como resultado, cuando se trata de complacer sexualmente a sus parejas, los hombres se enfrentan a una presión social añadida; si no se adhieren a lo que se les exige sexualmente, su hombría y masculinidad se pondrán en duda. Este miedo, junto con la incomodidad de la pareja, les llevará a plantearse preguntas como: "¿Me volverá a pasar esto?". ¿Es correcto lo que estoy haciendo? ¿Qué haría ella o él si vuelve a ocurrir? ¿Es suficiente mi masculinidad? Estos pensamientos pueden inducir episodios recurrentes de disfunción eréctil, por lo que la psicología es tan importante en la disfunción eréctil.

  • Causas orgánicas y psicológicas que favorecen el desarrollo de la disfunción eréctil

Los siguientes factores físicos provocan episodios de disfunción eréctil:

  • Trastornos cardiovasculares, diabetes, obesidad o colesterol alto. Hábitos poco saludables como fumar o beber.
  • Diversas fracturas en formas muy particulares, como el pene, la cadera, la espalda, etc.
  • Apnea del sueño o problemas para conciliar el sueño

En cuanto a los desencadenantes psicológicos, cabe mencionar los siguientes:

  • Encuentros sexuales insatisfactorios o dolorosos
  • Excesiva auto-observación y/o expectativa de decepción
  • Miedo a la decepción, a no alcanzar los objetivos
  • Problemas de ansiedad o confianza en sí mismo
  • Cuestiones sentimentales en el propio cónyuge

Hoy en día, existen muchas alternativas para tratar la disfunción eréctil, por lo que el primer paso es asumir la situación y acudir, con un genérico para la disfunción eréctil como Kamagra o al médico para que le oriente sobre el tratamiento adecuado, teniendo en cuenta las características particulares de cada persona.

Mundo de la mujer

  • 1