Viernes, 23 Agosto 2013 19:53

El Arte De La Salud Consumiendo Naturaleza

La relación del hombre con las plantas, es anterior  a la escritura.  Las hierbas se transformaron tempranamente en la primera fuente de alimentos y de sanación. En China se considera que una enfermedad es un signo de la carencia de armonía entre cuerpo mente y espíritu. Desde tiempos inmemoriales, la medicina estuvo basada íntegramente en plantas medicinales, presentadas como infusiones o naturalmente colocadas sobre heridas

o partes del cuerpo o decididamente como ungüentos.  La medicina moderna fundamentó la sabiduría de pueblos milenarios, con la aplicación empírica del uso de plantas. Hoy más del 30% de los remedios consumidos tienen un origen vegetal.

La infusión termina siendo el complemento más efectivo en muchos tratamientos. Especialmente en los referidos al control del peso y a los aplicados a enfermedades provenientes del estrés. Es su forma más primitiva, los componentes  son básicamente dos, agua y hierbas. Sin embargo, la influencia de la temperatura del agua, la dosificación de las plantas, el mix de hojas y sobre todo la cantidad de las mismas, hacen la diferencia.

Hoy vamos a concentrarnos simplemente en los tés para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso. En El Arte de la Salud (www.elartedelasalud.com.ar) solemos hablar de las propiedades de varias plantas de cuyas cualidades vamos a sintetizar algunas:

Te Verde: Previene enfermedades cardiovasculares, ayuda a adelgazar, ayuda a bajar el colesterol, previene la obesidad, es bueno para la diabetes, es un hepatoprotector, previene la hipertensión, protege de intoxicaciones alimentarias, reduce los niveles de glucosa en sangre.

Te de Fresno: Las hojas de fresno poseen cualidades diuréticas y laxantes (suaves). Hay quienes utilizan polvo de corteza de fresno por sus propiedades: astringente, diurética, tónica, antiartrítica, laxante, sudorífica y antifebril.

Te rojo: (o te de los emperadores) es delicioso, aromático y delicado, su color y aroma característicos lo hacen prácticamente único.  Tiene propiedades  "quemagrasas": sus efectos adelgazantes  forman parte de muchos de los tratamientos para la obesidad. Tiene además propiedades digestivas: estimula las secreciones gástricas, al mismo tiempo que favorece el funcionamiento hepático. Tiene comprobadas propiedades contra el colesterol y triglicéridos en sangre, beneficiando al organismo con su efecto limpiador. Y ya en otro plano, posee propiedades estimulantes que actúan como un euforizante suave, levantando el ánimo y mejorando el humor, en caso de depresiones leves.

Las mejores dietas, son aquellas que equilibran calorías, ejercicios e infusiones con estas tres variedades de té, tienen muy buenos resultados.  

Algunos tips para adelgazar:

  1. El té verde es considerado uno de los ingredientes termogénicos más efectivos para acelerar el metabolismo de forma segura y natural. Además del té para beber, se pueden añadir hojas secas de a las ensaladas, los sándwiches y aderezos para ayudar a incrementar su ingesta.
  2. Las plantas favorecen un buen drenaje hepático, condición fundamental para que el hígado funcione correctamente. Ayudan a mantener la elasticidad de las arterias, previniendo otras enfermedades como la hipertensión, el estrés, el insomnio, la ansiedad, etc.
  3. Incorporar lino a la alimentación diaria puede resultar muy beneficioso ya que aumenta las defensas y es un poderoso agente para atacar el colesterol en sangre.

Los invitamos a pasar por El Arte de la Salud para saber más sobre estos temas. Además encontrarán un libro gratis sobre los 7 secretos para adelgazar. 

Fuente: www.articuloz.com

Mundo de la mujer

  • 1