Martes, 23 Febrero 2016 15:03

Conociendo Al Gato Siamés

Los gatos siameses, como su nombre bien lo indica, fueron criados por primera vez en Siam, lo que hoy conocemos como Tailandia. La curiosa historia de Tailandia, uno de los pocos territorios asiáticos que nunca fueron colonia inglesa, se refleja, de alguna manera, en la personalidad de este gato. Thai Land, términos que dan origen al nombre actual, pueden ser traducidos como "Tierra de la gente libre"; y eso es lo que el gato siamés es: libre e independiente.

El gato siamés adora su hogar. Sufre mucho cuando tiene que mudarse, tal vez más que otras razas de gatos. Considera su casa como su refugio, y muy pocas veces se aventura fuera, salvo para cortejar alguna hembra en celo, o conocer a otros gatos del barrio. Su educación es muy sencilla, pues son muy inteligentes, y enseguida aprenden las reglas de comportamiento. Sin embargo, cuando algo no es de su agrado, no tendrán problema en hacérselo saber a sus dueños.

Como a las otras razas de gatos, a los gatos siameses les encanta dormir durante todo el día. Las horas de mayor actividad son las del amanecer y las del atardecer. Por ello, si la idea es levantarse tarde un fin de semana, es necesario prever que el animalito tenga comida y agua a mano, y suficiente lugar para moverse y jugar y su arenero a mano.

Existen dos sub razas de gatos siameses bien distinguidas: el gato siamés moderno, de pelo más bien corto, fácilmente distinguible por sus facciones estilizadas, un hocico más bien prominente, y unos ojos grandes, rasgados. Esta raza fue introducida a Inglaterra en 1880, y unos diez años más tarde, fue llevada a los Estados Unidos. Muy pronto, el gato siamés moderno se convirtió en el preferido de expositores y criadores, por sus líneas estilizadas.

La otra sub raza de gato siamés es el siamés tradicional, de facciones netamente distintas, mucho más redondeadas. El patrón de coloración del pelaje es sumamente distintivo: suelen tener las puntas de las extremidades, la cola y la cara de color bien oscuro, mientras que el resto del pelaje es de color claro, característica que le da esa personalidad tan especial que todos los gatos siameses tienen. El gato siamés es muy curioso y juguetón, y está siempre explorando cuando algo le llama la atención. Sin dudas, esta raza felina se ha convertido en una de las más buscadas por los amantes de los animales de compañía, debido a su encanto y personalidad.

Entretenimiento

  • 1