Martes, 21 Junio 2016 13:58

¿Es Posible Vender Un Coche Sin La Itv?

Vender un coche que no ha pasado la Inspección Técnica de Vehículos resulta siempre complicado. Sin la aprobación de este examen un automóvil tiene totalmente prohibido circular, corriéndose un riesgo de multa de hasta 500 euros. Sin embargo, no son pocos los conductores que buscan deshacerse de vehículos sin ITV, y existen también compradores que buscan adquirir coches antiguos, independientemente de este contratiempo.

Ya sean buscadores de clásicos, chatarreros o coleccionistas, existen diferentes motivos por los cuales es factible vender este tipo de vehículos.

De hecho, y a pesar de que algunas empresas de compraventa de automóviles ofrezcan dinero incluso a cambio de coches averiados, no cabe duda de que puede llegar a resultar un inconveniente encontrar un comprador en esas circunstancias. En España, hasta hace apenas unos años, el mercado de automóviles de nueva fabricación gozaba de buena salud, hasta que la recesión económica la debilitó, favoreciendo en gran medida al mercado de coches de ocasión. Fueron (y siguen siendo) los coches de segunda mano los que tomaron el testigo del mercado de turismos, con lo que el parque automovilístico de nuestro país ha envejecido progresivamente. Es por ello que la prueba de la ITV ha cobrado una importancia mayor pues, cuánto más antiguos son los coches, mayor es la frecuencia con la que estos han de someterse a dicha revisión. La ITV es un trámite que, pudiendo llegar a ser en ocasiones demasiado engorroso, resulta imprescindible para garantizar el máximo nivel de seguridad posible en las vías de circulación españolas.

A pesar de lo dicho, existen compañías dedicadas al comercio de coches que no tienen ninguna reserva a la hora de realizar una oferta por un coche usado que no tiene la ITV al día. Por supuesto, ello hace que el precio de compra se vea afectado, pero no olvidemos que algunos usuarios tienen como prioridad deshacerse de su vehículo, el cual, por otra parte, suele tener ya una edad considerable, por lo que el dueño no tiene unas expectativas de venta demasiado elevadas.

Mucha gente desconoce que todo turismo ha de pasar necesariamente la ITV, incluso aunque el vehículo se encuentre guardado en un garaje y no circule durante años, con lo que coleccionar autos clásicos. Ello puede darnos una idea de los costes que puede llegar a tener que afrontar un coleccionista de modelos antiguos. En resumidas cuentas, cualquier conductor que busque desprenderse de un vehículo sin la ITV pasada puede encontrar comprador para ahorrarse el tener que pasar dicha prueba y, de paso, obtener a su vez unos cuantos euros por su coche; solo hay que saber dónde buscar.

Mundo del hombre

  • 1