Martes, 10 Diciembre 2013 07:20

Dejemos De Ignorar Una De Las Claves Para Enamorar A Un Hombre Más Importante

Queremos saber lo que debemos hacer con respecto a los hombres con tal de que no se puedan imaginar su vida sin nosotras. Pero solemos menospreciar lo que quizás sea una de las claves para enamorar a un hombre más importantes. Ocuparnos de nosotras mismas. Prestar atención a nuestro comportamiento. Y es que la perfección no existe, todos tenemos "nuestros fallitos". Y no es malo. Peor es el hecho de que desgraciadamente pocas tenemos la capacidad de reconocerlos.

Ser capaces de luchar contra los puntos débiles y potenciar los fuertes, esa es una de esas claves para enamorar a un hombre que no nos suelen revelar con la frecuencia que realmente merece.

¿Los puntos fuertes? Pues que somos mujeres, y por lo tanto capaces de ofrecer lo que todo hombre adora. Potenciemos nuestro lado femenino, la capacidad de dar cariño, amor, un toque de color y calidez a la relación.

Repito, somos mujeres, no apisonadoras cuya función es arrollar todo en su camino. Eso que dicen que al principio de todas las grandes cosas hay una gran mujer es cierto. Pero gran mujer no es sinónimo de gritona, mandona, pesada, ni gruñona. Claro que las discusiones son inevitables, y a veces son incluso útiles, pero al parecer algunas tenemos un don innato de convertir nuestra relación en una pelea continua. Algunas no sabemos ni lo que queremos y la culpa la tienen los que se hayan alrededor, otras ni comen ni dejan comer, y otras simplemente ignoran la posibilidad de que puede que estén ayudando a convertir lo que era una relación amorosa en un desastre, con ciertos comportamientos propios. Se acaban amargando y perdiendo la capacidad de poder ver y disfrutar las cosas buenas.

Las claves para enamorar a un hombre no van de una serie de pautas concretas, sino de un saber vivir, saber relacionarnos y comprender lo que implica una relación. Comprender a la persona que tenemos al lado y lo que necesita. Y sobre todo, de conservar nuestra propia personalidad.

Hay que prestar atención a todos los detalles. Una imperfección puede romper la ilusión, pero insistir en esa imperfección puede arruinarlo todo.

Tengo un amigo, un buen chico, pero que aún no tiene claro lo que realmente quiere y necesita en cuanto a una relación. Que no quiere nada serio dice, ya sabéis, la típica excusa que se da cuando no es que no quieras estar con alguien, sino que simplemente no has encontrado a la persona adecuada, aquella que te quita el sueño.

Pero le he visto ilusionarse con muchas mujeres, y perder dicha ilusión por culpa de algunas de las mismas. Cuando vemos que un hombre quiere ir sin prisas, nos lo dice él, y lo confirman sus amigos, creo que si realmente nos interesa, merece la pena que al menos intentemos hacer caso. Tanto hombres como mujeres, aunque digamos que no queremos tener nada serio con nadie por ahora, suelen ser solo palabras, porque no es algo que se controle. Pero nosotras, si al menos vemos que gustamos a un hombre de esos, si que tenemos la posibilidad de controlar que llegue a más. Controlarnos a nosotras mismas. Y es que una de las claves para enamorar a ese amigo mío era tan sencilla como no presionarle, darle algo de espacio. Nada fuera de lugar. Sólo no comportarse como una novia posesiva a las dos semanas de conocerle. Pero era precisamente lo que hacían algunas de las mujeres. ¿Qué queréis que os diga? Esto es solo un ejemplo de cómo a veces por no tener un poco de paciencia, velar solo por lo que nosotras queremos y no respetar a la otra persona, perdemos algo que podría ser bueno. Porque una de esas mujeres que mencione realmente atraía mucho a mi amigo, pero supo ser lo exageradamente persuasiva como para acabar espantándole. Los hombres se comprometen, pero lo hacen mucho mejor si tienen la sensación de que es porque ellos así lo deciden y no se sienten como mascotas controladas.

A parte de ese ejemplo, hay muchos otros. De mujeres que piensan que a base de crítica y machaque van a conseguir algo beneficioso. Otras que prefieren la alternativa de gritos histéricos en vez de razonamientos tranquilos. U otras que no son capaces de encontrar un entretenimiento que no sea el de atosigar a su chico con llamadas y mensajes. ¿No recordáis que cuanto menos os tienen, mas os quieren tener?

En conclusión, este tema es tan denso que podría escribirse un libro. Pero lo resumo todo diciendo que una de las claves para enamorar a un hombre más importantes que jamás hayan existido es saber reconocer que nosotras podemos tener fallos. Descubrirlos, pensar en cómo podríamos mejorar e intentar hacerlo. A veces cuando quieres a alguien debes hacer sacrificios por esa persona. A parte de recordar siempre que somos mujeres, poseedoras de encanto, sensualidad y delicadeza, no furias obsesionadas y amargadas... Siempre y cuando queramos que todo marche bien claro. 

Fuente: www.articuloz.com

Vídeo y Noticias

  • 1