Viernes, 15 Noviembre 2013 19:57

5 Recomendaciones Para Hacer Contactos Personales Por Internet

Aunque la idea de realizar contactos personales con desconocidos a través de Internet no goza de buena imagen, lo cierto es que no son pocas las personas que se deciden a probar esta manera de conocer gente y entablar toda clase de relaciones personales. Muchos argumentan que esta forma de conocer gente entraña no pocos peligros y que los riesgos no compensan las posibles ventajas, aunque también es fácil encontrar personas que lo recomiendan abiertamente

y que ya están disfrutando de las enormes e insospechadas posibilidades de este modo de entablar relaciones. Eso sí, se recomiendan algunas normas básicas de seguridad a la hora de hacer esta clase de contactos:

  1. No utilizar nuestras cuentas habituales de e-mail: Es casi imperativo emplear cuentas anónimas como las que se pueden crear gratuitamente en Hotmail, Gmail, Yahoo, etc. Es mejor contar con varias cuentas que emplear alternativamente y cuya información pública no revele datos sobre tu identidad. Por ejemplo, es mejor no llamar a la cuenta de e-mail con el año de nacimiento, ni con nuestro verdadero nombre, etc.

  2. No revelar fácilmente nuestro número de teléfono: Es mejor esperar a entablar una cierta confianza con nuestro interlocutor antes de revelar nuestro número de teléfono. De hecho, no es mala idea emplear números de teléfono alternativos como los que ofrecen empresas como Fonyou. Podrás conseguir un segundo número de teléfono gratuito al que podrán llamarte para entablar llamadas sin revelar tu verdadero número de teléfono.

  3. No revelar nuestra dirección física: De hecho, puede ser el último dato a ofrecer a la hora de hacer esta clase de contactos. Esto vale para los casos en que hacemos contactos en Madrid o ciudades grandes, y mucho más en los casos de contactos en ciudades más pequeñas.

  4. No revelar fácilmente nuestro lugar de trabajo: Es mejor decir sólo el sector en el que trabajamos o el tipo de ocupación, pero no la empresa concreta en la que trabajamos. Alguien puede presentarse en nuestro trabajo y ponernos en un incómodo compromiso que, además, puede trascender dentro de la empresa con repercusiones muy desagradables. Además, aunque parezca difícil, no es extraño que nuestro interlocutor conozca a alguien que trabaja en la misma empresa y que pueda revelarle información sobre nosotros. Es una casualidad, pero… pasa más a menudo de lo que creemos.

  5. Buscar información sobre nosotros mismos en Internet: El llamado "rastro digital" es el conjunto de información personal que Internet alberga sobre nosotros y que, reunida por alguien deliberadamente, puede revelar mucha información. Normalmente, Internet sabe de nosotros más de lo que creemos. Al hacer contactos, hay que dar por supuesto que nuestros interlocutores buscarán información sobre nosotros a partir de nuestra e-mail, nombre, y cualquier otro dato o información que vayamos revelando progresivamente. Es mejor conocer de antemano qué información figura online, y si es posible, no revelar nunca información que apunte a nuestra huella digital.

Y recordar siempre que la mayoría de las recomendaciones son sencillas y evidentes, pero que a menudo no se aplican debidamente por pereza o imprudencia.

Fuente: www.articuloz.com

Vídeo y Noticias

  • 1