Aprende A Ligar En Los Medios De Transporte. Descubre El "metrogame"

La gente tras venir a mis talleres consigue abrir airosamente en la calle, en tiendas, centros comerciales y demás. Todo les va genial, hasta que llega el gran temor, el Metro. El metro es un sitio donde últimamente todo el mundo va en silencio haciendo sus cosas (lo que hacen las nuevas tecnologías que hacen que se esté perdiendo el contacto humano…) y entonces, mis alumnos cuando abordan, sienten una ansiedad descomunal porque todo el mundo les observa y tienen miedo…

¿A qué tenemos miedo?

Los miedos que se apoderan de nosotros en un medio de transporte son:

    • Miedo a la reacción de la otra persona, porque ni nosotros mismos nos creemos lo que vamos a hacer, así que creemos que la otra persona va a responder negativamente a nuestra acción.
    • Miedo al que dirá el resto, porque estamos en un entorno en el que hay mucha gente en silencio y nos vamos a sentir muy observados. Pensamos que si la chica nos responde negativamente, vamos a quedar en ridículo.
    • Miedo a no saber que decir, porque en el caso de que obtuviésemos una respuesta positiva… ¿Cómo podemos continuar esa conversación?.

Lo primero que debemos hacer es mentalizarnos que lo que no hagamos por nosotros mismos, no lo va a hacer nadie por nosotros. ¿A qué esperas para tomar las riendas de tu vida y el control de tu vida emocional y sexual?

¿Cómo tener una interacción exitosa en un medio de transporte?

Tras creernos y mentalizarnos de lo que somos capaces de hacer y de que para lograr tener el éxito deseado debemos emprender acciones orientadas hacia nuestros objetivos, vamos a empezar a tratar la manera más natural y efectiva para llevar a cabo un abordaje exitoso en un medio de transporte como puede ser el metro.

El primer contacto

Yo recomiendo que la entremos de una manera directa (verbalizando un QUÉ y un POR QUÉ la hemos hablado a ella) o de una manera indirecta situacional (algo que tenga que ver con el contexto en el que estemos que nos catapulte a una posterior conversación con ella).

Ejemplo directo: "Tenemos el tiempo contado para que nuestros caminos se separen y a mí me está encantado la sonrisa que esbozas. ¿Cómo va la mañana?"

Ejemplo indirecto situacional: "Ufff, la puerta ha estado a punto de pillarme, siempre voy al límite. ¿Tu mañana ha sido igual?".

Acompasa de manera NO-VERBAL

Siempre trata de adaptar la postura corporal que tenga la otra persona puesto que no hacerlo sería crear una barrera grande. La barrera de la otra persona puede ser de inicio quizás ya un poco grande debido a la situación tan poco frecuente, por eso queremos que todos nuestros movimientos jueguen a nuestro favor, ya que acompasar el lenguaje corporal va a generar mucho rapport.

Si está de pie, estate de pie. Si está sentada, ponte de cuclillas en frente de ella para estar a la misma altura o incluso si tiene un sitio libre a su lado, no dudes en sentarte ahí.

Saca información

¿Cuando se baja? ¿A donde va? ¿Qué es lo que va a hacer? Necesitas saber este tipo de información para saber cómo de directo debes ser con tu conversación o no y saber cómo vas a realizar ese cierre telefónico que te interesa para intentar quedar con ella en otro momento donde los dos podáis conoceros de una manera más relajada.

Para sacar información puedes realizar afirmaciones como: "Me da la impresión de que te vas a bajar muy pronto", "Tienes cara de ir a trabajar/estudiar", "Apuesto a que no te quedan muchas paradas para bajarte". Gracias a esto no estás dando la impresión de someterla a un interrogatorio y vas a obtener las respuestas que te van a servir de guía para saber como interactuar.

Además si ves que te está respondiendo de una manera muy positiva, premia su interés y aportación con un choque de manos para realizar ese contacto físico que genera buen rollo y mucho confort.

Píde el teléfono

Ella se baja rápido, te ha caído muy bien y muy interesante. No te gustaría que este momento se quedase en algo que no vuelva a ocurrir, te gustaría seguir compartiendo más momentos bonitos e interesantes, pero en un entorno más agradable.

Si lo justificas bien, lo más seguro es que ella también acepte. Es lógico, porque ella se va a sentir muy vinculada con lo que estás diciendo.

Si este artículo te ha gustado, puedes acceder a mi blog para leer otros artículos de tu interés como Como seducir a una amiga o Como aprender a meditar

Fuente: www.articuloz.com

Vídeo y Noticias

  • 1