Jueves, 24 Octubre 2013 20:52

Medicina Alternativa En Ayuda Contra Las Hemorroides

Los tratamientos preliminares de primer nivel para las hemorroides sangrantes son las dietas altas en fibra, la ingesta de fluidos de hidratación oral, analgésicos anti-inflamatorios no esteroideos, baños de asiento, suplementos de fibra dietética, soluciones tópicas y supositorios que tienen propiedades terapéuticas no compatibles, y esteroides. 

Procedimientos quirúrgicos de primer nivel, como la ligadura de banda elástica y cauterización. 

Las operaciones quirúrgicas más invasivas como la hemorroidectomía, desarterialización hemorroidal trans-anal y hemorroidopexia con grapas, serán los últimos recursos en el tratamiento de casos graves de estas alteraciones de los vasos sanguíneos anales.

Sin embargo, algunas personas que sufren de tales anomalías no quieren someterse a procedimientos quirúrgicos. Como es el caso de las personas que tienen miedo a someterse a una cirugía o las embarazadas que también suelen padecer este problema o aquellas personas que debido a sus creencias religiosas no aceptan las cirugías.

Estas personas están recurriendo a algunas formas de medicina alternativa como la acupuntura y la homeopatía.

En la acupuntura, el oído es considerado como el micro-sistema de todo el cuerpo, procedimiento que se cree puede curar todas las enfermedades, trastornos y anomalías del cuerpo, incluyendo las hemorroides. 

La Homeopatía, otra forma de medicina alternativa que implica la hipótesis de que las sustancias que causan enfermedades a las personas sanas, curan las enfermedades de las personas enfermas. 

Las alteraciones en los vasos sanguíneos anales, son causados ​​por el estilo de vida poco saludable: la mala calidad de la alimentación, la falta de actividad física, los hábitos intestinales irregulares y excesivos, embarazo, la genética y el envejecimiento. 

Se necesita fibra dietética para garantizar evacuaciones intestinales regulares que son saludables para no sufrir hemorroides. 

El embarazo induce presiones intra-abdominales que también son culpables de estas anomalías. La falta de ejercicio, junto con una dieta pobre, da lugar a la obesidad, que también puede causar que los vasos sanguíneos anales se inflamen.

Una nutrición adecuada y equilibrada (es decir, cantidad de la ingesta de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales, aceites y azúcares, líquidos y de fibra dietética debe ser de cantidades adecuadas), el ejercicio y el descanso (no demasiado poco, pero no demasiado, sólo balanceado), chequeos médicos periódicos, especialmente para las mujeres embarazadas y las personas mayores, evitar del consumo de tabaco, consumo excesivo de alcohol, y todos los otros vicios nocivos, y la frecuencia adecuada de la defecación, son todos necesarios con el fin de prevenir las enfermedades del cuerpo, tales como las hemorroides. 

Si no quieres sufrir de hemorroides sangrantes, pero usted también no desea someterse a operaciones quirúrgicas, apueste por un estilo de vida saludable y activo.

Para más remedios con medicina alternativa que ayude a sus problemas de hemorroides visite www.saludebooks.com

Fuente: www.articuloz.com

Mundo de la mujer

  • 1