Sábado, 21 Diciembre 2013 21:28

El Envío Del Producto, No Menos Importante Que La Venta

 

No por ser la última fase de un proceso de compra es menos importante el servicio de envío del producto. Efectivamente la compra ya está hecha, ya hemos captado al cliente y hay pocas posibilidades de que devuelva el producto, pero  cuidado con pensar así. Has ganado una compra pero no a un cliente. Si hiciéramos el análisis porcentual de la inversión que has realizado hasta conseguir la primera compra de un cliente, de ninguna manera querrías perderlo.

Habrás invertido en costes generales  del negocio como son administración, desarrollo, tecnología, infraestructuras y en mayor medida en marketing, ventas y atención al cliente.

Conservar a un cliente es gratis o al menos mucho más barato. Si llegó a comprar es porque le gusta tu servicio, no te cargues la percepción que el cliente tiene de tu negocio por el servicio de envío. Proporcionale un buen servicio de envío y de atención al cliente para que repita compra.

Un buen servicio de envío no es solo que el producto este cuanto antes en el domicilio del cliente, lo más importante es que esté a tiempo, para que el cliente pueda volver a confiar en tí. Con las nuevas formas de consumo, se hace imprescindible en los modelos e-commerce hacer llegar la mercancía cuanto antes al cliente. Pero independientemente de las horas o días que cada tienda online tarde en servir la mercancía,  se debe ser sincero. Di a tus clietes una fecha estimada o al menos las horas o días que tarda el envío de media. Será preferible que le digas que tardas aproximadamente 10 días a que le digas que tardará 3 días si no es cierto. Tu cliente estará enfadado a la vez que preocupado cuando lleve 5 días esperando la mercancía, no llegue y no tenga ninguna notificación por tu parte.          

Si eres sincero con tu cliente, esperará esos 10 días, le parecerá mejor o peor esperar tantos días, pero en ningún momento se sentirá defraudado. Después habrá que trabajar en mejorar el tiempo de envío.

Un ejemplo común y a menor escala lo encontramos en el servicio a domicilio. No es de agrado pedir cena y que te digan que van a tardar media hora o tres cuartos de hora, pero irrita enormemente que haya pasado una hora y siga sin aparecer el repartidor con tu cena.

Dependiendo de qué productos vendas y del ciclo de vida de los mismos, sabrás si es fácil que un cliente repita compra. Si es el caso, márcate como objetivo una buena atención al cliente y no creas que tu negocio acaba en la venta, nunca acaba hasta que el cliente siente la satisfaccion de tener tu producto en sus manos. Extiende tu estándar de calidad hasta la ultima fase del proceso, cuidando el servicio de envío con el mismo mimo que lo has hecho hasta la venta.

Fuente: www.articuloz.com

 

Negocios y finanzas

  • 1