Sábado, 01 Febrero 2014 19:36

Alarmas, Sistemas De Seguridad

¿Cómo diseñar un sistema de alarma contra robo? PRIMERA PARTE. COMUNICACION REMOTA. Los sistemas de alarma contra robo están formados generalmente por una central de alarma, distintos tipos de sensores, baterías de respaldo, sirenas de alarma local y en forma cada vez más generalizada, una comunicación remota de estado vía radial o telefónica.

El funcionamiento de las centrales y detectores es bastante bien conocido por los profesionales en seguridad y no nos ocuparemos en esta nota de describirlos.
Enfocaremos estas líneas a la comunicación telefónica remota.

La mayoría de los paneles de alarma que se comercializan en el mercado, disponen de comunicadores digitales, discadores telefónicos o ambas opciones a la vez, para informar eventos a estaciones de monitoreo o al usuario directamente.
Los discadores telefónicos son usados para enviar señales de audio o mensajes hablados para alertar en forma inmediata una falla o un intento de robo, a una cantidad determinada de números telefónicos. Ante un pulso de alarma, toman la línea telefónica y transmiten un tono de sirena o un mensaje pregrabado con los datos del usuario o del inmueble para ser identificado. Estos equipos pueden estar integrados en la central de alarma o ser autónomos.
En cambio los comunicadores digitales casi siempre están integrados y sólo reportan eventos a una estación de monitoreo capaz de interpretar los datos que envía la central. La cantidad de información que transmiten es muy superior a los de un discador. 
Los eventos que pueden transmitir son de alarmas, activaciones y desactivaciones con horarios, distintos tipos de fallas, estado de zonas, avisos de pánico, etc.

Todos estos datos son procesados en la estación de monitoreo por un software, que a su vez brinda información al operador en cuanto a los pasos a seguir ante un evento determinado.
Los comunicadores digitales transmiten paquetes de datos de acuerdo a diferentes protocolos que ha desarrollado la empresa ADEMCO de EE UU y publicados por SIA (Security Industry Association). Los más utilizados son el ADEMCO 4 +2 y el CONTACT ID.
El formato llamado ADEMCO 4+2, tiene una estructura de 4 dígitos para el número de cuenta o abonado y 2 dígitos para el código de reporte. Como no están predefinidos, los códigos de reporte son editables y cada estación de monitoreo los puede elegir de acuerdo a su criterio.

 

En cambio el formato de comunicación CONTACT ID, tiene los códigos de reporte predefinidos y estandarizados, con lo cual los prestadores de servicios de monitoreo deben adaptarse a el.
En la actualidad la mayoría de las centrales que se comercializan en el mercado utilizan el formato CONTAC ID por su gran confiabilidad.
En este protocolo la transmisión de datos consta de 3 componente básicos:

  • HANDSHAKE TONE SEQUENCE: Es el procedimiento a través del cual la central de alarma y la estación de monitoreo establecen una comunicación. La secuencia de tonos la produce el receptor y su propósito es señalarle a la central de alarma que el canal de comunicación está habilitado.
  • MESSAGE BLOCKS: Es una serie de tonos DTMF (Dual Tone Multi- Frequency) separados por espacios con la información que se va a transmitir.
  • ACKNOW LEDGMENT: O ACK, es una señal enviada por el receptor indicando que los datos han sido correctamente recibidos.

Un ejemplo de mensaje sería 1234 18 1131 01 015 8
Donde:
1234 es el código de usuario
18 identifica al protocolo CONTAC ID
1131 significa que hay 1 nuevo evento con código 131 que significa alarma en zona perimetral.
01 identifica la partición 1 de la central de alarma.
015 identifica la zona N° 15 de la central de alarma.
8 es un código de verificación de datos correctos producto de una sumatoria.

En un principio se utilizo la línea telefónica fija para la transmisión de eventos generados tanto por los discadores telefónicos como los comunicadores digitales.
Posteriormente, se agregó un equipo de backup celular para evitar que el corte de línea física afectara el envío de información. Ahora muchas empresas de monitoreo utilizan la comunicación celular como canal principal y la línea física como canal secundario o de respaldo.

Hay disponible en el mercado, backup celulares y transceptores inalámbricos GSM/GPRS que son compatibles con todas las centrales de alarma que utilicen el protocolo CONTAC ID. En algunos modelos, el usuario puede armar y desarmar el sistema de alarma por SMS (Abreviatura de Short Message Service) y recibir una respuesta en su celular del estado, luego de la acción. La estación de monitoreo recibe a su vez una confirmación vía GPRS de la acción realizada por el usuario. 
También se utilizan en zonas donde no existen líneas físicas tales como áreas rurales alejadas.

El canal GSM (Abreviatura de Group Special Movile, estándar para la comunicación de teléfonos móviles que disponen de tecnología digital) de estos equipos es adecuado para transmitir mensajes de discadores telefónicos y datos enviados por los comunicadores. Monitorean en forma continua el estado de la línea telefónica fija y detectan si ésta tiene problemas, como ser cortes o interrupciones, produciéndose en ese caso la conexión telefónica vía celular. Algunos poseen un contacto NA/NC que puede ser conectado a una zona de la central de alarma. Al detectar el corte de línea fija se dispara la alarma permitiendo aviso local y remoto. Al restablecerse la línea, pueden conmutar automáticamente.
En la actualidad se está generalizando el envío de información de los comunicadores digitales por el canal GPRS (Abreviatura de General Packet Radio Service), que es una extensión del canal GSM y permite enviar paquetes de datos a mayor velocidad y en forma más segura.

Las características destacadas de estos equipos son:

  • Compatibilidad con todos los sistemas de alarma monitoreables al transmitir eventos GPRS desde centrales que reporten en formatos CONTACT ID o ADEMCO 4+2.
  • Transmiten los eventos GPRS hacia un Software receptor de eventos GPRS que a su vez esta vinculado al software de monitoreo. Este último visualiza y supervisa al receptor GPRS tal como lo hace con un receptor del tipo telefónico. Los eventos que recibe el receptor GPRS se traspasan de manera transparente hacia el software de monitoreo.
  • Tienen varios canales de comunicación disponibles. En caso de problemas con el servicio GPRS, el equipo puede utilizar el canal de audio GSM, reportar eventos vía SMS, o pasar directamente a la línea telefónica del cliente como respaldo. Además soportan funciones tales como prefijo de discado, sustitución de teléfonos discados, restricción de números discados y memorias de discado rápido.

Dado el avance de la tecnología en esta materia y la sofisticación de los métodos delictivos, es hoy prácticamente imprescindible que los sistemas de seguridad cuenten con equipos confiables de transmisión remota de eventos.

Fuente: www.articuloz.com

Mundo del hombre

  • 1