Sábado, 01 Febrero 2014 19:29

Cómo Recargar Correctamente La Batería De Nuestro Móvil O Tableta

Recargar la batería es, paradójica e inevitablemente, el principal  factor que va acortando su duración con el tiempo. Por lo general, este componente clave para los dispositivos puede alcanzar entre los 700 y 1000 ciclos de carga en el caso de lossmartphones, y llega a preservar posteriormente en torno al 90% de su capacidad. Hay que tener en cuenta que un ciclo de carga significa reponer del 0 al 100% de energía.

Así, por ejemplo, si se recarga cinco veces un dispositivo desde el 80 al 100%, corresponderá de igual manera a un ciclo de carga. 

Las baterías de la mayoría de los dispositivos móviles actuales suelen ser de ión litio (Li-Ion) o de polímeros de litio (LiPo) y por el momento no se ha generalizado otra tecnología que supere sus prestaciones. De ser así, tendría que mejorar la duración de su carga y su eficiencia, sin que suponga un peso o volumen adicional para unos smartphones y tabletas con el propósito de ser cada vez más finos y ligeros. 

Sin embargo, se pueden tomar algunas medidas para conservar la batería lo más posible y hacer que no pierda eficiencia: 

 

-Antes de utilizar el móvil o tableta por primera vez, se debe hacer una recarga sólo hasta que el indicador de la batería nos avise. En ese momento tendrá la energía suficiente para funcionar con total autonomía. La típica recarga inicial de larga duración que se aconsejaba con las anteriores baterías ocasionaría una sobrecarga -nada recomendable- en el caso de las actuales. De todos modos, los cargadores de muchas baterías ya vienen preparados para impedir esto. 

-No dejar el dispositivo conectado a la corriente si ya se ha completado su carga. Aparte de suponer una sobrecarga, como se ha mencionado anteriormente, provocaría un sobrecalentamiento que podría resultar dañino. 

-Es preferible cargar muchas veces el aparato del 50 o 60 al 100%, por ejemplo, que desde cero. Se ha de  procurar que el nivel de carga no descienda normalmente del 10%, en cuyo caso se debe llevar cabo una recarga, ya sea total o parcial. Sin embargo, es conveniente que se descargue totalmente muy de vez en cuando para que el dispositivo tenga una referencia del nivel 0 de energía e indique posteriormente su nivel de carga con mayor precisión. Esto no sucede así con las baterías de níquel (NiCd, NiMH), que se recomiendan cargar una vez que se hayan descargado casi completamente. 

-Evitar que el móvil o tableta permanezca descargado durante mucho tiempo. Si tienes que guardar tu dispositivo, que sea con menos del 40% de carga, pero evita también hacerlo con el 100%. 

-No cargar el dispositivo con cualquier cargador, sino con el suyo propio. 

Reducir el consumo de energía, la otra cara de la moneda 

En cuanto a ahorrar energía que nos evite tener que recargar la batería con tanta frecuencia, cabe citar: 

-No usar la pantalla con luminosidad o brillo máximo, sino ligeramente oscurecida. 

-Usar el modo de ahorro de energía. 

-Desactivar el Bluetooth, el WiFi y el GPS cuando no los estés usando. 

-Evitar aplicaciones (apps), programas y artilugios (widgets) de alto consumo de recursos del aparato. 

Pese a todas estas recomendaciones, hay que ser conscientes de que las baterías tienen un tiempo de vida limitado que viene determinado por un número máximo de recargas, y depende del uso que le demos que no se acorte aún más.

Fuente: www.articuloz.com

Mundo del hombre

  • 1