Sábado, 01 Febrero 2014 12:29

Animación En Hoteles: El Quizz

La animación exige una gran versatilidad y capacidad de adaptaciñon y es necesaria tanto una aabsoluta disponibilidad mental como geográfica. Un animador por motivos de demanda de trabajo o circunstancias personales puede pasar unos meses (o años) haciendo shows de payasos en Sevilla y estar otra temporada animando las noches de un hotel de Tenerife. La adaptabilidad geográfica y la diversidad de recurso se antojan por tanto imprescindibles.

 

Presentamos a continuación una posible actividad para animar las sesiones nocturnas de u hotel: el "Quizz". Quizz significa en inglés concurso y es una posibilidad muy útil puesto que se puede jugar fácilmente en diferentes idiomas y con un número muy variables de personas, que además podrán jugar desde sus lugares sin necesidad de levantarse o ponerse delante del resto de clientes. Es entretenido pero sosegado.

Prepararemos hojas suficientes de una hoja de respuestas con entre 15 y 20 huecos numerados, con una línea en la cabecera para poner el nombre. Estas hojas se repartirán entre los clientes, una por mesa o por cliente si no son muchos y tendrán que anotar en primer lugar su nombre o un nombre para la mesa.  A continuación iremos formulando preguntas, y les daremos tiempo suficiente para contestar mientras, por ejemplo, escuchan algo de música de fondo o contamos alguna anécdota divertida. Podemos hacer las preguntas que queramos sobre geografía, historia, curiosidades, televisión,  cine, matemáticas… pero recomendamos relacionarlas todas con la música, de manera que convertiríamos nuestro juego en un "quizz musical".  Una pregunta tipo de éste podría ser "¿de qué país es representativa esta mñusica?" y a continuación dejar sonar un minuto un tango. Evidentemente la respuesta correcta sería Argentina. O podemos poner alguna canción de The Beatles para preguntar "¿cómo se llamaban los cuatro componentes de este grupo?". Discernir a qué país pertenece un himno nacional determinado, contar el número de veces que se repite una palabra en una canción… ¡la imaginación al poder!

 

Una vez hemos hecho todas las preguntas recogeremos las hojas con las respuestas y nos iremos durante unos minutos a corregirlas (dejando música preparada para este tiempo fuera) y anunciando que volveremos para nombrar al ganador. Pero una vez regresemos, antes de desvelar quién ha ganado haremos una corrección en público repitiendo cada pregunta, haciendo sonar la música correspondiente y enunciando la respuesta correcta. Podemos incluir alguna de las respuestas divertidas de los propios clientes o directamente inventarlas. Por ejemplo podemos decir que "el tango no es, como algún cliente pensaba, la música representativa de Liliput" aunque realmente nadie haya sugerido tal cosa. Daremos así ujn toque interesante de humor.

Finalmente nombreremos al ganador y le entregaremos un diploma o un premio.

Con este tipo de actividades los animadores con problemas para encontrar trabajo podrán pasar de celebrar cumpleaños en Sevilla a animar hoteles en Tenerife.

Fuente: www.articuloz.com

Entretenimiento

  • 1