Miércoles, 16 Octubre 2013 22:45

Tratando Las Cerezas De Cafe

Existen dos sistemas principales utilizados para tratar las cerezas del café crudas. Mediante el proceso húmedo, las cerezas se ponen en una despulpadora que separa la membrana exterior y la pulpa por un lado y el grano por otro. Luego los granos de café, todavía cubiertos en la fina membrana plateada, se mojan y fermentan durante casi 24 horas y luego se los lava para retirar cualquier huella de pulpa que hubiese quedado.

Los granos mojados luego se colocan al sol, se los rastrilla y da vuelta frecuentemente hasta que se secan completamente, proceso que puede tomar dos o tres días.

Los granos arabica requieren secarse al sol de lo contrario se deterioran su calidad.

Otros cafés se procesan por secado.

Mediante este sistema el grano entero se seca al sol, se lo da vuelta varias veces por dia durante dos o tres semanas.

Las cerezas secas se ponen luego en una maquina despulpadora para apartar el grano de la pulpa ya seca.

En el proceso del despulpado: este proceso debe producirse antes de las 6 horas de la recolección ya que este tiempo podría arruinar el producto y producir una fermentación posterior.

Se debe edificar erigir un tanque para almacenamiento de agua de suficiente volumen.

La máquina despulpadora tiene que estar de acuerdo a la suma de horas diarias que se requiera.

Se debe lavar y calibrar las cuchillas alimentadoras, revisar la tolva y el cilindro de la despulpadora y por último examinar el sistema de movimiento ya sea manual o eléctrico.

Garantizar que no ninguna suciedad tales como: maderas, metales, residuos vegetales, etc. Proveer con suficiente agua a la despulpadora y enseguida dejar cruzar las cerezas.

Reunir la pulpa, extenderla al sol y utilizarla como fertilizante.

Recoger las aguas del despulpado y juntarlas con las aguas del lavado a fin de someterlas a tratamiento y esquivar la contaminación ambiental.

ZARANDEO: seleccionar una zaranda (tamizador) que coincida un tamaño en relación con el tamaño de la despulpadora, se puede usar una zaranda manual o eléctrica, para seleccionar los granos que no se han despulpado.

CLASIFICACION DEL CAFÉ. Al café se lo escoge y clasifica según el tamaño, color y densidad.

Todos estos factores influyen la calidad y el precio que el cafe puede alcanzar.

Muchos negocios familiares ejecutan este trabajo manualmente pero los grandes establecimientos y las fabricas de café requieren maquinaria para seleccionar los granos verdes y retirar los defectuosos.

Los granos defectuosos son aquellos granos de baja calidad, que sobran de otros lotes o que se han podrido.

Los granos defectuosos surgen bajo luz ultravioleta, y si una muestra o lote de café tiene demasiados granos defectuosos, se vuelve a seleccionar.

El café se distribuye como grano verde sin tostar. Este café "verde", tradicionalmente envasado en sacos de 59 kilos, extraordinariamente no tiene fragancia ni gusto de café.

El aroma y el sabor se adquieren durante el tostado.

El grano verde se clasifica con apelativos que varían según el país productor.

Por ejemplo, los granos de calidad máxima de Kenia se clasifican AA o inclusive AAA; los mejores granos de America Central se clasifican como extra duros.

Los pequeños y densos granos arabica, provenientes de buenas variedades de plantas, que han sido bien clasificados y limpiados son los mas preciados por la industria del café.

Los granos robusta al natural, sin lavar y sin haber sido seleccionados corresponden a los de mas baja clase y dan como resultado un producto de calidad variable.

Hay ciertas observaciones que es importante establecer; el café se recibe y procesa en el día en el que se ha cosechado, previo lavado.

Despues es que se pesa el café al momento de recibirlo y procurar no dejarlo expuesto al sol en este momento del proceso.

Fuente: www.articuloz.com

Cocina

  • 1